Después de que estallara la crisis económica en 2008, mucha gente que tenía una situación económica inestable y difícil acabó de hundirse en la pobreza. Por ello, en 2010 Iniciatives puso en marcha un comedor social en Santa Perpètua, que ofrecen una comida caliente al que no se le puede pagar.

Además, en el año 2016, la Federación de Entidades Catalanas de Acción Social y el Ayuntamiento de Barcelona se unieron para poner en marcha un ambicioso programa que nace con doble objetivo: por un lado, luchar contra la pobreza energética, y por otro, contribuir a la inserción laboral de población en situación de paro de larga duración.

Iniciatives ha participado en este nuevo proyecto que ha dado trabajo a 100 personas beneficiarias del Programa Lábora -dedicado al fomento del empleo- que tienen experiencia en el ámbito de la construcción y la atención al público. Todos ellos, que como parte del programa han recibido formación específica sobre eficiencia energética y pobreza energética, han sido los encargados de revisar el consumo energético de un total de 5.000 viviendas de Barcelona, con el fin de diagnosticar la situación del hogar, teniendo en cuenta las condiciones estructurales, el gasto y el uso de la energía.

El programa ofrece propuestas concretas para que las familias en situación de pobreza energética puedan disminuir el consumo energético del hogar; reducir los importes de las facturas de agua, luz y gas que pagan a fin de mes; y mejorar la viviendas, a través de pequeñas instalaciones que mejoran la eficiencia energética y, así, contribuyen al ahorro.